Consejos de seguridad con niños en lugares muy concurridos

En estos días es frecuente acudir con los más pequeños de la casa a ver los desfiles procesionales típicos de Semana Santa. Pero, ¿cómo debemos actuar si se pierde un niño entre la multitud?

Aunque la capacidad de actuación de los menores depende, en gran medida, de su edad, las fuerzas de seguridad del Estado ofrecen unas pautas generales que los padres debemos transmitir a nuestros hijos para evitar perderlos de vista y para que ellos mismos sepan que deben hacer en caso de extraviarse:

1. "No te alejes del sitio"
Los padres debemos hacerles saber a nuestros hijos e hijas que no deben alejarse en ningún caso de la zona en la que se han perdido para que así podamos reconstruir sus pasos y encontrarles en el menor tiempo posible. Ante estas situaciones, la policía recomienda a los adultos mantener la calma y esforzarse en recordar los últimos comentarios de los niños para tener pistas sobre posibles lugares que les hayan podido llamar la atención.

2. "Colócate en un lugar alto y visible"
También debemos enseñarle a los pequeños que, tanto si se pierden en un espacio al aire libre como si lo hacen en un lugar cerrado muy concurrido, han de intentar colocarse en un lugar alto y visible, así como evitar esconderse o tumbarse en el suelo, ya que de esta forma dificultaría aún más su búsqueda.

3. "Pregunta a un policía o a alguien de uniforme"
Aconsejar a un niño que acuda a un adulto para informarle de que se ha perdido no siempre es una buena idea, según las recomendaciones de la Guardia Civil. La mejor opción es hacerles conscientes cuanto antes de que existen personas que van de uniforme (policías, personal de seguridad y otras fuerzas del orden) para que los niños sepan identificarlas y recurran a ellas en caso de no encontrar a sus padres.

4. "Memoriza tus datos y los de papá y mamá"
Si el niño o la niña es lo suficientemente mayor, es aconsejable que intentemos que memoricen algunos datos. Por ejemplo:  
  - Su nombre y apellidos    
  - Los nombres y apellidos de sus padres   
  - Los números de teléfonos de sus padres   
  - La dirección de su casa

En caso de que no sean capaces de memorizar estos datos, posibles soluciones son escribírselos en el brazo, en una etiqueta colocada en su ropa, o bien que utilicen pulseras identificativas. También existen en el mercado pulseras electrónicas que permiten obtener el número de móvil de los padres al escanearlas con cualquier 'smartphone'.

5. "Nos vemos en..."
Una manera efectiva de prevenir que los niños desaparezcan es que acudan a un lugar de referencia que se les haya indicado como punto de encuentro reconocible en caso de que se pierdan como puede ser, por ejemplo, una iglesia, una fuente o la puerta de un establecimiento comercial determinado. Sí tras el protocolo de búsqueda no se ha encontrado al niño, las autoridades recomiendan denunciar la desaparición con la mayor celeridad posible para poner en marcha un dispositivo de búsqueda. Que "hay que esperar 24 horas para denunciar una desaparición" es sólo un mito.

 

Sin más, esperamos que podáis disfrutar de una Semana Santa tranquila y apacible y no tengáis que recurrir a ninguna de estas medidas, pero siempre es mejor estar prevenidos.